La palabra metáfora tiene sus raíces en el griego que significa “llevar más allá”, "trasladar". Se traslada una idea, un sentido, llevándolo desde un significado concreto a otro simbólico o figurado que lo represente. Es decir, se hace una comparación entre dos cosas que aparentemente no tienen relación, expresamos una cosa por medio de otra, similar en algún aspecto, ejemplo: “labios de terciopelo”.

En las sesiones de Coaching, PNL e Hipnosis Ericksoniana  el uso de las metáforas son muy efectivas para transmitir mensajes profundos, ya que cada persona realizará su propia interpretación según sus programas mentales. De esta manera cada persona entenderá el mensaje según su propio mapa, fomentando los cambios para encontrar soluciones a situaciones que parecían insalvables.

Desde el punto de vista de los hemisferios cerebrales: el hemisferio izquierdo es la parte racional y el hemisferio derecho la parte creativa, las metáforas influyen mucho más al hemisferio derecho que al izquierdo. El hemisferio izquierdo entiende las palabras por sí solas, y el hemisferio derecho les da el significado para que llegue el mensaje al inconsciente. El derecho así logra hacer la conexión entre el “terciopelo” y los “labios”, .  Y nada tienen que ver con el pensamiento lógico.  Por esta misma razón que la metáfora con todo su simbolismo penetra sin problema en el hemisferio derecho, y por lo tanto llega al inconsciente del que escucha, sin obstáculos,  provocando más opciones y alternativas. Esta parte creativa desarrolla más ideas y activa el pensamiento lateral.

“El hemisferio izquierdo entiende las palabras por sí solas, y el hemisferio derecho les da el significado para que llegue el mensaje al inconsciente”

Esto es debido a que la metáfora no enjuicia, ni reclama, ni ordena sino que simplemente explica de otra manera una idea, una sensación, o una emoción y el receptor filtra con mayor facilidad la imagen nueva porque en muchas ocasiones esta crea un impacto novedoso y totalmente diferente a la realidad.

Las buenas metáforas son como “llaves” para ingresar al inconsciente de una persona.

Mientras más sencilla sea la metáfora, más fácil será de entender y el consciente la captará mejor. Una metáfora respeta el poder del inconsciente, ya que le permite sacar sus propias conclusiones.

Mari Cruz Serrano
Directora Fundadora de Innov-arte Coaching & PNL®.

 

También te puede interesar

Formulario de Contacto

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de protección de datos

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Si continúa navegando o pulsa el botón "Aceptar" dará el consentimiento a la instalación de dichas cookies. Uso de cookies.