Cuando se habla de Coaching es muy común escuchar acerca de una de las herramientas más importantes que tenemos como profesionales: las Preguntas Poderosas.

Pero ¿cómo sabemos si una pregunta es poderosa?, y ¿cuáles son los elementos que tiene que tener una pregunta poderosa?. A continuación te damos las claves…

Una pregunta es poderosa es aquella que:

  1. Hace reflexionar al cliente.
     
  2. Crea impacto, mueve a la acción y puede ser transformadora.
     
  3. Ilumina y lleva al cliente a espacios donde no ha estado, creando nuevas posibilidades.
     
  4. Produce un insight, es decir, un darse cuenta de algo de lo que no se había dado cuenta hasta este momento.
     
  5. Crea conciencia. El cliente hace nuevas conexiones o adquiere diferentes enfoques.
     
  6. Saca al cliente de la historia presente, para llevarlo a un futuro más positivo y lleno de nuevas oportunidades.

No solo es una de las herramientas más relevantes que tenemos los Coaches, sino la herramienta más importante para producir una transformación y nuevas posibilidades en la vida de nuestros clientes.

El coach, a través de las preguntas ponderosas, explora la realidad y las inquietudes del cliente y, como resultado, lo ayuda a tomar conciencia sobre el tema y/o a ver la situación desde otra perspectiva. Esto le conducirá a emprender nuevas acciones que le llevarán al logro de sus objetivos.  

Alicia Ruíz
Periodista

Si quieres profundizar en el Coaching te invitamos a informarte acerca de nuestro curso Experto en Coaching Profesional

Derecho de autor imagen: 123RF Foto de archivo
 

Formulario de Contacto

Al enviar este formulario está aceptando nuestra política de protección de datos

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web. Si continúa navegando o pulsa el botón "Aceptar" dará el consentimiento a la instalación de dichas cookies. Uso de cookies.